Tauro's Factory Blog

El Aventurero

Mi nombre es Agustí, Agus para los amigos, soy sencillo, amante de las motos y me gusta la aventura, la libertad, la naturaleza, en definitiva, coger mi moto y rodar a donde me lleve el viento.

Nacido en el año 72, la infancia… viniendo de familia campesina, dura, pero ese tema es a parte…

Desde siempre me han gustado las motos, he visto en ellas una libertad y una forma de vida diferente que muchos no entienden y yo no espero que lo hagan, pero en el camino siempre encontramos gente con
nuestro mismo pensar o parecido.

Cuando empecé a tocar motos tenía 16 años y era lo típico, moto de 49cc, la primera que toqué fue una Gilera GL50 que era de mi padre, pero al poco tiempo mi espíritu de aventura me llevó a comprarme una Derbi RD50, con la que empecé a parte de usarla para trabajar, para recorrer carreteras y pistas, perderme
entre la naturaleza y claro, se quedaba corta, le hice lo que cualquier joven, trucarla, 74cc ya daban algo más de juego para mis aventuras, cuidándola bien, hice recorridos en un día con ella de unos 200km, pero me encantaba rodar en moto, había descubierto todo un estilo de vida.

Cumplidos los 18 años, antes de tener coche ya soñaba con la moto y la primera fue una Benelli 654, que al tiempo tuve un accidente y aproveché para buscar otra moto… que valiera para todo como mi antigua derbi… como se dice, a cabra tira al monte.

Adquirí la Suzuki DR600Dakar, un modelo limitado, arranque a pedal, sin cuentarrevoluciones, ni paleta alta o cubre manos como llevaba su hermana la Djebel, me la vendió mi amigo Philip, un francés participante del Dakar con esa misma moto y que después se dedicó a organizar la PanAfrica, una prueba de aventura y el rallye Transpaña, que ya no se realiza por problemas de permisos a nivel nacional, ahora ya solo organiza en la zona de Vall D’Alba salidas con bicicletas de campo eléctricas.

Con esa moto ya descubrí en todos sus aspectos lo que era la faceta aventura, con su pequeño portaequipajes, poco se le podía cargar, pero nos apañábamos para meter todo lo que necesitáramos,
tienda de campaña, saco de dormir, herramienta, comida, y algo de ropa de recambio. Esa moto me llevó a recorrer media España, recorrí parte de Cataluña, Comunidad Valenciana, Almería, Málaga incluso Ceuta.

Pero el infortunio o la suerte según se vea, me llevó al borde de la silla de ruedas en el año 98 cuando dentro de Castellón Capital, un coche se me llevó por delante dejando la moto siniestro y a mí, casi.

Como no… también tenía en ese entonces una Yamaha FZR1000EXUP, la cual era un misil sobre ruedas, pesada deportiva, pero un misil, con ella, hice mi tope de velocidad, a ella le quedaba puño, pero a mí se me acabó el fuelle, 300km hora, claro, poco conocimiento y hecho en carretera, ahora ya lo piensas diferente y con más responsabilidad, eso se hace en un circuito.

El caso es que a partir del accidente mi preocupación fue equipacion buena para todo el cuerpo, nunca se sabe lo que puede pasar, incluso en ciudad como me sucedió a mí, donde todos, bajamos la guardia.

Después a lo largo de mi vida, he seguido montando en moto, llevo más kilómetros hechos que en coche y eso que trabajé en una empresa de transportes.

En este tiempo he conducido motos Custom, Scooters, Facers, la verdad, casi todo tipo de motos, pero como la cabra tira al monte como hemos dicho antes, veía todas las motos con ciertas limitaciones, yo quería volver a las motos de trail, pero grandes, para poder viajar o hacer travesías off road que es lo que nos viene gustando.

Estuve un tiempo sin moto por cuestiones familiares pero aun así la aventura seguía con un 4×4, pero no es lo mismo, la moto es mi vida.

En el 2005 adquirí una Suzuki DRBIG750 con la que empecé de nuevo a volar por el mundo saliendo incluso de España, recorriendo parte de Francia, también empecé a colaborar con organizaciones en temas ciclistas de todo tipo, poniendo mi dilatada experiencia con el manillar al servicio de los jóvenes de la bicicleta, actualmente colaborando estrechamente con MOTOSENLACE.COM de Valencia entre otros.

Mucha ruta y para el 2009 me encontré con más amigos de aventuras, quedamos para salir un domingo, el primero en algunos años que me pondría encima de una moto por pista, así fue, pero las criaturas, no me conocían y quisieron llevar las monturas al límite… pero yo, ahí estuve, alzando el listón de las maxitrail por las nubes, metiéndome por todas partes por difíciles que fuesen… y así empezamos una hermosa amistad, aunque estuve un par de días con agujetas, porque para la gente que piense que conducir por una pista es pan comido, a veces se te comen a ti.

A partir de ahí, empecé a organizar rutas, tanto por asfalto como por tierra, para fomentar la afición a la moto que con la crisis parecía que desaparecían, en el mundillo del Off Road, hubo gente de la zona de Valencia que vinieron hasta aquí para unirse a mí y aprender a pilotar en ese tipo de terreno, en nuestro grupo, Manuel Roig y Manuel Nebot, ex pilotos de enduro, me acompañaron en múltiples salidas realizadas y además animaban a la gente inexperta a venir a aprender con nosotros.

Llegamos a ser una gran familia, donde gente como Chimo (Tauro’s Factory), su hermano Robert y algún que otro mecánico de Castellón como Carlos y Leo (Motoaventura), Jesús (actualmente Con Dos Pistones) y algunos más que no se perdían una, nos marcábamos cada domingo una ruta, un reto diferente.

Por situaciones de la vida, cambié la Suzuki por otra de carretera GSX600F y tenía una Honda Dominator para seguir pisteando, la aventura y los viajes debían seguir, pero mi hijo que venía apretando y buscando moto, me llevaron a empezar a pensar en el futuro, cambié la Dominator por un Honda PanEuropean, ya que se impuso la ley marcial de no ir por pistas y no podías hacer nada fuera del asfalto y con el pensamiento ya de dejar la GSX para la nueva generación.

Las separaciones son tremendas y a mí me costó tener que vender deprisa y corriendo la Honda para poder defenderme en los juzgados, quedando la GSX para continuar con ella, pero en ese entonces una fuerte depresión se apoderó de mí y algunos de mis más allegados amigos que me conocían, no podían creer verme de ese modo, con lo que en pocos meses de terapia y ayuda de amistades, resurgí de mis cenizas como si fuese un ave fénix.

Me levanté un día… me dije, quien va a poder contigo, nadie, deje mi medicación y salí de mi casa, me fui a por una Honda XL1000 VARADERO y me hice un reset, comenzando de nuevo, mi vida y mi aventura personal. Con mi nueva adquisición, entre viajes, eventos deportivos y rutas off road, llevo una media de 35000km por año y porque la economía esta como esta, pero mi meta es hacer algo más importante en este
mundillo de las dos ruedas.

Por ahora, estoy compartiendo ideas y vivencias con un conocido importante en este mundillo, Miquel Silvestre (MOTONOMADAS), espero que algún día se nos crucen los caminos y podamos vivir juntos una ruta por nuestra España.

Por otro lado estoy empezando a administrar el blog de Tauro’s Factory y dentro de poco, seguramente para después de este verano, volveré a organizar salidas Off Road con trail o maxitrail, según se vaya viendo, salidas mañaneras, salidas de aprendizaje en conducción Off Road o también se baraja la posibilidad de rutas de fin de semana con acampada y todo, así todos podemos divertirnos y aprender de como en una moto llevar lo esencial para un viaje por cualquier terreno.

En resumen, si alguno quiere contactar conmigo, puede hacerlo por el blog de Tauro`s Factory, por el correo electrónico [email protected] o pueden preguntar por mí en la tienda, si no estoy presente, saben localizarme…

En Facebook, en la página Rutas Sobre 2 Ruedas, voy anunciando salidas, encuentros y concentraciones moteras, al igual que se van subiendo enlaces de videos de cosillas que hacemos o los enlaces por ejemplo de los videos de Miquel Silvestre.

En You Tube, también tengo un canal llamado Rutas Sobre 2 Ruedas, en donde subo todos los videos de eventos, salidas, rutas y tutoriales que en breve se añadirán, si os suscribís y activáis los avisos estaréis al día de lo nuevo que carguemos al canal.

Yo no me despido, solo es un hasta luego, nos vemos en las rutas y ahí, siempre tenéis un amigo, un compañero, un hermano…

AGUSTÍ, EL AVENTURERO