Tauro's Factory Blog

Las Mujeres y las motos…

Muchas mujeres han pasado de ir a la parte de atrás de la moto disfrutando del paisaje, a ponerse a los mandos de las motos, sentir lo que todos sentimos y eso es admirable, gracias a su pasión por todo lo relacionado con el mundo del motor, están dejando sus huellas en la historia de las dos ruedas, en que las mujeres se han echado a la carretera como nunca antes lo habían hecho. Podemos encontrar en la historia, las hermanas Van Buren, dos norteamericanas que a principios del siglo pasado, cuando las mujeres todavía no tenían ni siquiera derecho a votar o a entrar en algunos lugares, se saltaron todas las reglas habidas y por haber para cruzar su país en dos Indian Powerplus de 1915. Otra mujer que dejó huellas a su paso fue Jutta Kleinschmidt, que nacida en 1962, dejó sus huellas sobre las peligrosas arenas del desierto, después de decidir abandonar su cómodo puesto de trabajo en BMW, en el departamento de diseño de vehículos y participar en el Paris-Dakar a los mandos de una moto. Después de cuatro ediciones cambio los manillares de su BMW GS por el volante de un Mitsubishi, finalmente pilotó un BMW X3 y en el año 2001 fue la primera (y de momento la única) mujer que ha conseguido ganar la carrera más dura del mundo. De vuelta a la época actual hemos conocido a Natasha Paz, una mujer que vive en Israel, y que gracias a su blog motociclista, Moto Tasha, se está convirtiendo en un referente para todas las mujeres de aquel lado del mundo. Y ya que hablamos de referentes no podíamos olvidar a Las Marías, uno de los primeros motoclubes del mundo formados exclusivamente por mujeres, que con su «grito de libertad» han puesto patas arriba el sector de la moto en Mexico. Actualmente, Laia Sanz esta codeándose con la elite de los moteros mas duros del mundo en el mítico Dakar por los desiertos de Sur América. La «Escapada» que se está protagonizando Montse Amorós con su Royal Enfield, no se trata de vacaciones, ni de un paseo en moto y mucho menos una salida al centro comercial, sino de una aventura en toda regla, se ha ido nada menos que a recorrer el Himalaya.

Quien dijo que las mujeres no son aventureras, o ruteras, lo bueno es tener ganas y vivir la moto y ya no detrás, si no sintiendo en las manos su potencia, la libertad y volar hacia donde nos lleve el destino.

El Aventurero

Añadir Comentario